Entradas recientes

PROBLEMAS DE ERECCIÓN A LOS 40 AÑOS

Padecer problemas de erección a los 40 años, es una situación más frecuente de lo que muchos hombres creen.

Se afirma, en el campo médico, que más del 50% de los hombres experimentan problemas de erección de forma esporádica, a partir de los 40 años.


En este sentido, cabe aclarar que la edad no es un factor determinante para sufrir de impotencia sexual.
Aunque debido al deterioro natural del organismo, a medida que el hombre avanza en edad, aumenta el riesgo de sufrir de disfunción eréctil.

Esto no implica, de ninguna manera que un hombre de 80 años no sea capaz de experimentar una erección completa y duradera.

La erección, es en resumen, el endurecimiento y aumento de longitud del pene. Tal proceso permite la penetración durante el acto sexual.

Obtener una erección firme y prolongada, es un mecanismo que involucra diferentes proceso fisco, psicológicos y hormonales.
Debido a ello, cualquier alteración en tales procesos puede derivar en disfunción eréctil.

En este sentido cabe señalar que la disfunción puede presentarse como una erección con insuficiente rigidez, poca duración o ausencia total de erección.

Por ello, se clasifica según los niveles, entre leve y grave o aguda.

¿Qué procesos intervienen en la erección?

El pene, posee dos cámaras longitudinales, estas se conocen como cuerpos cavernosos. Ambos cuerpos están circundados por la membrana o túnica albugínea.

Los cuerpos cavernosos se llenan de sangre gracias al tejido esponjoso, el tejido fibroso y los músculos lisos.
El torrente sanguíneo, es apresado por la túnica albugínea para retenerla dentro del pene.

De esta forma, aumenta el volumen del miembro viril. Gracias a este proceso, el pene puede alcanzar hasta 4 veces su tamaño en reposo.

Origen de los problemas de erección a los 40 años

La disfunción puede proceder de muchas causas diferentes, a esta edad es poco frecuente que se deba a causas físicas. En la mayoría de los casos puede resolverse con facilidad.

Por tal razón, no es necesario alarmarse o tomar ayudas farmacológicas, sin antes haberse sometido a estudios médicos.

La edad siempre afecta el rendimiento sexual del hombre, pero este factor se condiciona mediante hábitos saludables y una debida nutrición.

Ante esto, lo mejor es conocer las causas más frecuentes de los problemas de erección a los 40 años.

El gatillazo y la disfunción eréctil


Lo primero, es conocer la diferencia entre lo que suele llamarse gatillazo y la verdadera disfunción eréctil o impotencia.

El gatillazo, es un término que suele utilizarse para referirse a problemas de erección que suceden de forma aleatoria o esporádica.

En este caso el origen puede estar en factores emocionales o psicológicos como el estrés, el cansancio, nerviosismo o simplemente falta de interés sexual.

La disfunción en cambio, se refiere a la falta permanente de una correcta erección. Como se señaló con anterioridad esta disfunción puede ser parcial, es decir una erección muy débil o corta.

La razón para que se considere que existe un problema real de impotencia es la duración de la situación. Normalmente los médicos indican que el periodo mínimo para diagnosticar la disfunción es de 6 meses continuos.

¿Qué sucede a partir de los 40 años?

Alrededor de los 40 años, pueden surgir una serie de factores que contribuyan al desarrollo de la disfunción eréctil
El cuerpo va perdiendo vitalidad y masa muscular con el paso de los años.

El envejecimiento es un proceso natural, sin embargo no debe tomarse como algo inevitable.
En algunos casos, los problemas de erección son causados por pérdida de energía o factores estresantes.

En otros casos estos problemas son de índole hormonal o psicológica.
Un ejemplo de ello, es la monotonía sexual en algunas parejas.

Es común que un caballero que ha mantenido la misma pareja durante muchos años vea reducido su interés sexual hacia esta persona.

Otro aspecto, es el aumento de peso, malos hábitos alimenticios o la falta de actividades que permitan la recreación.

Por supuesto, el decrecimiento de la producción de testosterona, que se inicia durante esta época, incide de manera radical en la aparición de los problemas de erección a los 40 años.

A los 40 años, muchos hombres experimentan un reajuste de sus prioridades o desequilibrio en sus emociones.
Esta es la llamada crisis de los 40 años.

La forma de apreciar los eventos cotidianos varía ante la posición existencial que se deriva de este reajuste.

La monotonía en la vida sexual, que implica las relaciones rutinarias y programadas, ayuda a la aparición de problemas de erección.

Esta no es la causa única por supuesto. Pero es bastante frecuente que la libido disminuya debido a una falta de estimulación. En este orden de ideas, los psicólogos afirman que este factor es determinante.

Un caballero puede sentir apatía ante la relación sexual programada y rutinaria, pero experimentar una erección normal ante nuevos estímulos.

Esto no avala de ninguna manera la infidelidad como respuesta a la impotencia. Apunta sobre mantener viva la sexualidad.

La testosterona y los problemas de erección

Al rondar los 40 años, comienzan a decaer ciertos procesos, entre ellos decrece la producción de testosterona.

Este esteroideo sexual aporta su acción en muchas funciones imprescindibles en el área de la sexualidad y la reproducción masculina.

Esta hormona actúa sobre los tejidos de la próstata y los testículos. Está vinculada a la producción de semen y progesterona.

Como todas las hormonas, la testosterona influye en el estado de ánimo. Su reducción en el organismo produce disminución en la masa muscular y la resistencia ósea.

El bienestar general y la actitud emocional del hombre están relacionados con la testosterona.
El aspecto de mayor relevancia en este tema, es que la testosterona induce el deseo, la excitación y la respuesta sexual del hombre.

La relación es obvia, pues el descenso en los niveles de esta hormona andrógina deriva en bajo libido, falta de respuesta y problemas de erección.

Se ha demostrado científicamente que después de los 40 años, el nivel de testosterona se reduce hasta en un 2% anual.

Cuando este descenso llega a niveles críticos, bien sea por problemas de salud o glandulares se produce el hipogonadismo. Este síndrome, está presente en 5 de cada 1.000 hombres mayores de 40 años.

Otros factores que influyen en los problemas de erección

problemas de ereccion
Sin dejar de lado el factor hormonal, es necesario considerar los hábitos de vida.

El cambio en la forma de alimentarse, trabajar y ejercitarse puede reducir los problemas con el miembro viril.

El alcohol, el tabaco, la vida sedentaria, el consumo de grasas y el estrés son factores desencadenantes de las dificultades para un correcto levantamiento del pene.

Los problemas de erección a los 40 años, normalmente se producen por factores relacionados al decrecimiento de la testosterona y a factores de índole psicológica. No obstante, es muy importante acudir al especialista si la condición deja de ser esporádica.

Entre las causas físicas, se pueden mencionar todas las alteraciones de la circulación sanguínea.
Siendo la irrigación el mecanismo que produce la erección, es generalmente, la primera causa de orden físico o fisiológico para los problemas de erección.

Las enfermedades que más influyen en el proceso de reacción eréctil del pene son la presión arterial, la diabetes, la ateroesclerosis y el síndrome metabólico.

Cualquier dificultad de erección debe atenderse de forma temprana, pues puede ser un indicio de enfermedades ocultas hasta el momento.

Factores neurológicos también pueden influir sobre la respuesta sexual del hombre, es decir daños o padecimientos neurológicos pueden manifestarse como imposibilidad de alcanzar una erección completa y duradera.

Sin embargo, como ya se mencionó, a los 40 años se comienzan a desarrollar procesos de cambio tanto físico como psicológico que se enmascaran de muchas formas.

Por ello, la mayoría de los casos estos problemas de erección pueden ser resueltos a través de un cambio decisivo en las rutinas y los hábitos de vida.

¿Qué hacer si tiene problemas de erección a los 40 años?

El primer paso es prestar atención a las condiciones en las cuales se presentan estos inconvenientes, esto dirá mucho de las posibles causas.

Analizar bajo qué condiciones se presentan los problemas de erección es un paso decisivo para resolverlos.
Algunas medidas que ayudaran a resolver la mayoría de los problemas de erección a los 40 son las siguientes:

Cambiar los hábitos de vida:

  • Reducir el consumo de alcohol y tabaco.
  • Evitar el consumo de drogas.
  • Si existe alguna medicación, revisar junto a su médico si hay efectos colaterales sobre la actividad sexual.
  • Hacer ejercicios regularmente.
  • Mantener un peso acorde a la estatura.
  • Reducir o regular de forma adecuada el estrés producido por el trabajo. Realizar paseos o caminatas permite liberar la mente de pensamientos estresantes.
  • Dormir de forma regular, por lo menos entre 6 y 8 horas.

Ejercitar la reacción sexual

Promover la excitación sexual. Para ello estimular la erección a través de la imaginación, sin masturbarse.
Este ejercicio de forma continua, ayuda a preparar la mente para el acto sexual.

También incita la irrigación sanguínea.

Adicionalmente estimula de forma natural la producción de testosterona.

Evitar la pornografía y la masturbación durante esta ejercitación.

Mejorar los hábitos alimenticios:


Consumir alimentos ricos en zinc. Está comprobada la eficacia del zinc para incrementar los niveles de testosterona en el hombre.

Si los problemas de erección no se reducen o tienden a aumentar en frecuencia y duración lo mejor es asistir al especialista para descartar otras causas de orden fisiológico.

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *