Entradas recientes

ERECCIÓN A LOS 60 AÑOS

 

La vida sexual a los 60

Muchos hombres son capaces de mantener una erección a los 60 años.

A medida que el hombre envejece, pierde muchas capacidades, sin embargo, la capacidad de disfrute erótico no desaparece.

La vida sexual a los 60
En realidad, los expertos afirman que durante este periodo de la vida sexual, el hombre está más sincronizado con la pareja.

A partir de los 50 años, se desencadenan una gran variedad de cambios en la vida de los caballeros.

Durante este periodo de vida, el sexo pasa a ser una actividad recreativa de baja intensidad y relativa frecuencia, pero no por ello carece de disfrute.

Cambios principales en la erección a los 60

Las relaciones sexuales a esta edad no dejan de ser satisfactorias en condiciones normales. El concepto de normalidad a esta edad, no es el mismo que a los 20.

Por ejemplo, las erecciones tardan más en producirse y son menos firmes.
Para un caballero de esta edad, la erección es un poco inestable, en ocasiones cualquier distracción puede causar el inicio de la flacidez.

En este sentido, son más necesarias las caricias previas, se requiere de un poco más de estimulación sexual para activar la respuesta erótica del hombre y pueda, lograr una erección completa.

Las condiciones de deterioro físico a las que se enfrenta un hombre a los 60 años, pueden hacerle creer que padece disfunción eréctil.

Esto no es cierto en la mayoría de las veces, es necesario la comprensión de la nueva realidad para adaptarse a los cambios inherentes a ella.

Entre esos cambios, están los mencionados y también los cambios a nivel psicológico.
Una erección a los 60 años, requiere de un buen nivel de apetito sexual y una buena predisposición al encuentro íntimo.

ereccion a los 60
El manejo psicológico de la nueva condición es importante, pues la ansiedad ante una erección floja o de breve duración produce estrechez en los vasos sanguíneos.

Un acontecimiento de este tipo solo puede demorar mucho más la erección y hasta impedirla por completo.

Físicamente, el organismo en general ya no tiene la misma resistencia ante el esfuerzo físico, tampoco inmunológicamente.

Por ello, las infecciones urinarias pueden convertirse en otro factor negativo para lograr la erección.
En adición, las enfermedades cardíacas, el colesterol, la hipertensión, diabetes y los problemas de próstata empeoran el panorama.

La búsqueda de información evitará que la vida sexual se torne nula. Es conocido, que el orgasmo puede producirse sin erección.

La disfunción eréctil a los 60 años

La disfunción a esta edad es bastante común, pero no es una condena inexorable.
Hoy día, existen muchos fármacos para estimular la erección y retardar el tiempo suficiente para el disfrute pleno del encuentro íntimo.

El principal consejo de psicólogos y otros especialistas, es buscar la debida atención médica al primer síntoma de disfunción.

Entendiendo claro está, que la firmeza y duración de la erección a los 60 años nunca será similar a la de un hombre de 30 años.

Por ello, salvando esta diferencia, se puede declarar la existencia de una disfunción eréctil cuando la incapacidad para la erección sobrepasa los 6 meses.

Concentrarse en el placer, solicitar el tiempo y las caricias necesarias, también son elementos oportunos para realzar y mantener el disfrute erótico.

disfunción eréctil a los 60 años
La búsqueda de otras alternativas también es válida. Un alto porcentaje de hombres en esta etapa experimenta orgasmos sin una erección completa.

Entre las opciones, están las prácticas sexuales de diversa índole, como la masturbación mutua y el sexo oral.
Los mecanismos de erección y eyaculación son distintos e independientes.

Ambos procesos están relacionados pero no funcionan de forma correlativa. Es decir puede haber eyaculación sin erección o erección sin eyaculación.

Ambos casos entran en el renglón de disfunciones sexuales.

Eyaculación prematura durante la sexta década

Los problemas de disfunción eyaculatoria pueden estar presentes a esta edad de la misma forma que a cualquier otra.
El porcentaje de hombres entre 60 y 70 años que sufre de esta dolencia supera el 30%. Y curiosamente se reduce a medida que aumenta la edad.

¿Por qué sucede esto?
Porque al avanzar en edad, el hombre deja de auto exigirse durante el desempeño sexual, reduce la ansiedad, las expectativas de la pareja bajan y la motivación aumenta.

La eyaculación precoz se origina por la influencia de dos componentes: enfocarse en el pene y sentir ansiedad.
Si la mente está centrada en la función del pene, éste se somete a mayor presión y roce del necesario, lo cual puede embotar las sensaciones.

La ansiedad genera una lluvia de pensamientos sobre la posibilidad de fallar o perder la erección.
Por otro lado, la ansiedad produce desequilibrios en el sistema nervioso, afectando la reacción de los nervios circundantes.

Eyaculación prematura durante la sexta década
Ambos ingredientes resultan en una eyaculación prematura.

Desde la perspectiva cultural, el encuentro sexual está fundamentado en la penetración y el movimiento del pene. Por lo cual se dejan de lado otros recursos que pueden promover la excitación en el hombre.

Los terapeutas sensuales, consideran que asumir otras formas de sexualidad, basadas en la estimulación sensual de todo el cuerpo, ayuda mejorar la calidad eréctil.

El “sexo exterior”

Mientras los jóvenes y adultos maduros centran el sexo en el coito, los hombres de edad avanzada valoran mucho más el placer erótico.

En el caso de parejas de edades similares, la disfunción sexual puede provenir de ambas partes.
La mujer, a cierta edad comienza perder su capacidad para lubricar.

En casos muy severos de atrofia vaginal, las relaciones pueden ser incómodas y dolorosas.
Cuando el coito se vuelve casi imposible o doloroso para la mujer, el hombre recibe menos incitación por parte de su pareja.

Como consecuencia, la sexualidad puede deteriorarse, o puede disfrutarse mediante caricias, juegos, el sexo oral, la masturbación y el uso de juguetes.

Si la pareja opta por la última opción, dispone de una gran variedad de recursos para disfrutar del erotismo sin necesidad del coito para llegar al clímax.

¿La erección a los 60 años hace al hombre un mejor amante?

Existe la creencia errónea de que el hombre se vuelve más negligente en el sexo a medida que envejece.

Actualmente, estudios sobre la vida sexual de los adultos mayores han demostrado que esto es falso.
A los caballeros sesentones, les cuesta un poco más excitarse al punto de estar erectos, esto facilita la sincronización entre la mujer y el hombre.

Cuando el hombre es capaz de reducir su ansiedad por experimentar el orgasmo,, la mujer tiene más tiempo para disfrutar la unión carnal.

La madurez conlleva una mejor comprensión del encuentro íntimo y las diferencias psicológicas entre ambos géneros también logran conciliarse durante esta época.

erección a los 60 años
El concepto de hacer el amor, adquiere otra connotación, las conversaciones, risas, juegos y el romanticismo entran como parte de la expresión sexual.

Estas actitudes aportan mucha satisfacción a la mujer. A esto se suma el amplio conocimiento que el hombre posee sobre las preferencias de su pareja.

De todo ello, se derivan excelentes herramientas para sentir y producir placer de una forma más entregada y plena.
Para la mujer ciertos detalles son tan satisfactorios como la copulación, por lo cual no es de extrañar que las parejas que rondan las 6 décadas manifiesten una mejor vinculación emocional a medida que pasa el tiempo.

Además, al disminuir la frecuencia, aumenta la dedicación. Los hombres mayores suelen tener relaciones sexuales con una frecuencia media de dos o tres veces al mes.

En estos encuentros, el hombre pone mayor énfasis en el juego previo, pues requiere de mayor estimulación. Esto redunda en caricias para su pareja.

Un estudio sobre el interés sexual de las parejas mayores de 60 años, evidenció que el 80% de los hombres sentían interés sexual por su pareja.

Más del 90% manifestó estar sexualmente activo.

Recomendaciones para mantener la erección a los 60 años

  • Los hábitos sanos de vida durante la juventud y la edad madura tienen una incidencia relevante sobre la salud sexual.
  • Un hombre de 60 años que ha fumado o bebido en exceso, está más propenso a desarrollar enfermedades cardiovasculares o afecciones pulmonares.
  • La diabetes, la hipertensión y el colesterol también son promotores de la disfunción eréctil.
    La principal recomendación es mantener una buena alimentación, ejercitarse dentro de las capacidades propias y acudir a controles médicos periódicamente.
  • El aspecto psicológico también es importante, por lo tanto se deben descartar todos los mitos sobre la disfunción sexual, es decir dejar de considerarla como un elemento inseparable de la vejez.

mantener la erección a los 60 años
La erección a los 60 años es posible de forma natural pero esto no impide que pueda reforzarse mediante el uso de medicinas naturales o farmacológicas.

Si bien es cierto que el climaterio produce una disminución de la libido, producto del desequilibrio hormonal, también es cierto que existen tratamientos que pueden ayudar mantener los niveles de testosterona dentro de límites adecuados.

Por otro lado, los tratamientos naturales también son viables y no producen efectos secundarios.

Las ondas de choque, han demostrado gran efectividad porque ayudan a potenciar la capacidad de las arterias para impulsar sangre a los tejidos del pene.

Finalmente, la aparición de los primeros síntomas de disfunción, además de ser un llamado de atención a la salud del organismo, debe ser también un aliciente para la búsqueda de soluciones.

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *