Entradas recientes

CAUSAS DE LA IMPOTENCIA SEXUAL

Conocer las principales causas de la impotencia sexual,   puede ser el inicio de su prevención.

La disfunción eréctil, es un problema que afecta a más del 50% de los hombres adultos por encima de los 40 años de edad.
En la mayoría de los casos, ésta se presenta de forma parcial y ocasional.

Por ende, tomar medidas ante los primeros episodios de disfunción eréctil se convierte en la opción más recomendada por médicos y sexólogos.

Es necesario enfatizar que la disfunción eréctil es más común de los que muchos hombres imaginan.
La causa de impotencia sexual más generalizada es la alteración de la circulación sanguínea.

Esta afirmación está basada en estudios realizados en 1998, que revelaron esta relación. Además permitieron establecer la efectividad del uso de la arginina para tratar las causas de la disfunción eréctil.

Las causas de la impotencia sexual, se agrupan en diferentes estratos. A continuación se explican las principales:

La disfunción endotelial: Causa orgánica de la disfunción eréctil

¿Qué es la disfunción endotelial?

impotencia sexual
Esta condición se refiere a un conjunto de fallas en el endotelio, en el cual se encuentran receptores celulares que se encargan, entre otras cosas de segregar óxido nítrico.

La liberación de este compuesto permite la vasodilatación necesaria para la erección.
Cuando disminuye la segregación de este elemento, sobrevienen múltiples enfermedades.  Entre ellas, diversas condiciones cardiovasculares, hipertensión, arteriosclerosis, trombosis e impotencia.

La disfunción eréctil, resulta de la obstrucción de las arterias peneanas, lo cual no permite el paso de la sangre que engrosa y levanta el miembro masculino.

Los vasos del pene son más delgados. Es el primer órgano del cuerpo que refleja la disfunción endotelial.

En este sentido, es importante para el hombre que presenta episodios de disfunción en la erección, conocer  que esta condición es, en realidad el primer síntoma de problemas vasculares.

Efectivamente, la impotencia puede preceder a infartos, hipertensión y embolias.

Causas Médicas Físicas y neurológicas de la impotencia sexual

Las enfermedades físicas y neurológicas, se agrupan como el primer umbral conocido de la impotencia. Corresponden al 80% de los casos estudiados siendo las causas de la impotencia más conocidas.

Alteraciones físicas

Esta categoría incluye daños orgánicos en la estructura del pene.  Estos pueden ser afecciones de los músculos lisos, deterioro del cuerpo esponjoso y daño en las ramificaciones nerviosas.

Esto ocasiona incapacidad para lograr que el miembro se llene de sangre.

Problemas cardiovasculares: son la principales causas de impotencia sexual

Causas de impotencia sexual
Los vasos sanguíneos del pene son susceptibles a calcificación y arterioesclerosis, al igual que otras arterias del cuerpo humano.

Estas condiciones pueden ocasionar daños irreversibles y requieren de tratamientos rápidos. Normalmente se recetan complementos dietéticos.

Los problemas circulatorios pueden originarse por hábitos dañinos y también por otras enfermedades presentes en la sangre o los tejidos circundantes al corazón.

La disfunción cardiovascular se relaciona con la diabetes, el colesterol alto y la hipertensión.

Cabe acotar que el pene sólo puede erguirse mediante el bombeo de sangre, y cualquier alteración en este mecanismo produce la impotencia sexual.

La diabetes

Causa daños en los vasos sanguíneos. Esta enfermedad acrecienta las posibilidades de padecer impotencia en más de 30% para hombres sin importar la edad.

El porcentaje aumenta en hombres mayores de 50 años.

La diabetes se presenta por tres causas: lesión en las arterias, mal funcionamiento de los nervios periféricos y alteraciones hormonales. El control de la glucosa es la primera opción.

Dislipemia o colesterol alto

Afecta las arterias produciendo imposibilidad de lograr suficiente irrigación sanguínea para una erección firme.

La obesidad

Produce acumulación de grasa, lo cual predispone al organismo a la hipertensión y la dislipemia. Lo hombres que sufren de esta condición son más propensos a la impotencia sexual.

La presencia de estas condiciones produce el síndrome metabólico, que a su vez genera disfunción eréctil por déficit de testosterona. Esto lleva las causas de la impotencia al campo hormonal.

Desequilibrios hormonales

El aumento de estrógeno y la deficiencia de testosterona pueden producirse por las causas de la impotencia sexual ya descritas y también por ciertos hábitos negativos en el estilo de vida.

El desequilibrio hormonal, aumenta con el paso de los años. La disfunción eréctil, se genera en este caso por la unión de estos factores a la fatiga. Es común que la impotencia se presente con episodios depresivos, causados por la falta de testosterona.

La testosterona puede descender de forma natural por la vejez, pero factores como el estrés y el sedentarismo pueden acelerar este factor de riesgo.

Anormalidades neurológicas

Las señales de la excitación erótica, se transmiten a través del sistema nervioso. Por ello, cualquier problema que afecte este conjunto celular, puede desembocar en la disfunción o impotencia masculina.

Las lesiones en la médula, la esclerosis múltiple o daños a las terminaciones nerviosas son una causa relativamente común de impotencia sexual.

Algunos medicamentos también causan leves alteraciones al sistema nervioso. Entre ellos están los sedantes y antidepresivos;

Anormalidades neurológicas
Los tratamientos para el cáncer, la obesidad y la hipertensión se incluyen en este renglón como causas de la impotencia.

Los medicamentos para la próstata tienen un lugar privilegiado entre las causas de impotencia sexual referidas, puesto que producen supresión de la testosterona, como se verá a continuación.

Consumo de medicamentos

Consumo de medicamentos
Los hipertensivos, diuréticos y beta-bloqueadores; los hipotensores, antidepresivos, ansiolíticos, antipsicóticos y algunos analgésicos con base en el opio aumentan el riesgo de sufrir de impotencia.

A esta lista se suman los esteroides, anti-neoplásicos, anticonvulsivos y algunas hormonas.

Causas Psicológicas de la impotencia sexual

Cuando la impotencia se produce sólo a ciertas horas del día, o bajo condiciones específicas se deben buscar las causas en el área de la psiquis.

Es decir si hay erección en la mañana o a solas, pero no durante el coito.

Existen tres categorías para las causas de la impotencia sexual en la esfera psicológica.


La ansiedad, producida generalmente por estrés, es la primera de ellas. Factores como el miedo al fracaso, altas expectativas ante el desempeño sexual y el recuerdo de fracasos anteriores puede ser una causa para la disfunción eréctil.

  • La ansiedad

Se convierte en distracción, produciendo falta de concentración durante el acto. El pensamiento constante de una posible falla, afecta el cerebro y debilita o imposibilita la dureza del pene. Si han ocurrido episodios de impotencia, la situación se agrava, pues la mente influirá previniendo un nuevo “fracaso”

 

  • La ausencia de libido

Es la segunda causa psicológica, el aburrimiento ante las actividades sexuales se produce por un efecto llamado coolidge. Este puede ser un aspecto concerniente a la disminución de la testosterona.

Está relacionado con el desequilibrio hormonal y produce inapetencia sexual, por consiguiente al faltar el deseo, los mecanismos necesarios para una erección no se activan.

  • Adicción a la dopamina

Esta se produce por un exceso de estimulación sexual, normalmente por exposición a excesiva de pornografía.

Los expertos, psicólogos, sexólogos y terapeutas psico sexuales, coinciden en que el consumo de pornografía es una causa de impotencia sexual poco conocida.

Esta causa puede tratarse mediante métodos orientados a la estimulación del pene. Se relaciona con la masturbación, por eso, se recomienda una técnica llamada “ribeteado” que consiste en ejercer autocontrol sobre la erección y la eyaculación.

Al practicar este control durante la relación sexual se puede prevenir la impotencia y ayuda en la eyaculación precoz.
También se aplican terapias cognitivas y programación neurolingüística en su tratamiento. Estas técnicas procuran establecer palabras de anclaje.

Cabe destacar que ante episodios de impotencia muchos hombres tienden a establecer patrones psicológicos. Esto se observa mayormente en hombres de edad avanzada.

Se debe a que el recuerdo de algún fracaso sexual se vuelve repetitivo y causa ansiedad ante la actividad erótica, a tal punto que los predispone, dando por hecho que no ocurrirá la erección.

Causas relacionadas con el estilo de vida y los hábitos negativos

Muchas causas de la impotencia sexual,  se originan en comportamientos que perjudican la salud. en este renglón se agrupan hábitos perniciosos como el alcoholismo, tabaquismo, mala nutrición, patrones negativos de sueño y descanso. También se incluye el sedentarismo.

Causas relacionadas con el estilo de vida
Soluciones para las principales causas de la impotencia sexual

Las posibles soluciones para la impotencia, varían dependiendo de las causas establecidas. Los tratamientos deben ser indicados por los especialistas, dependiendo de la esfera en la cual se origine este problema.
Algunas posibles soluciones son las siguientes:

  • Modificar el estilo de vida

Evitar hábitos dañinos, practicar algún deporte o realizar ejercicios y fortalecer la nutrición. Estas son las primeras indicaciones, especialmente para hombres que se acercan a la edad de 40 años. Una modificación a tiempo de las costumbres mencionadas puede evitar la impotencia y reducir los episodios.

Estilo de vida

  • Buscar ayuda psicológica
    Cuando la causa de la impotencia sexual tiene origen en la esfera de la mente, el especialista puede brindar estrategias para romper los patrones de pensamiento negativo que inducen la ansiedad.

 

  • Cambiar o reducir la medicación
    Si la causa obedece a medicamentos como los referidos en párrafos anteriores, lo mejor será buscar alternativas naturales. En algunos casos esta opción no estará disponible. Sin embargo reducir las dosis, o combinar la medicación con suplementos naturales puede ayudar a superar la disfunción eréctil.
  • Utilizar soluciones médicas
    Cuando las causa de la impotencia sexual son de origen médico será necesario recurrir a tratamientos específicos.

 

Algunas soluciones en este sentido son las siguientes:

Mecánicas:

Uso de bombas de vacío. Estas llenan el cuerpo cavernoso de sangre. Al producirse la erección se coloca un aro de goma en la base del pene.

Estos elementos ayudan a mantener la rigidez. Ofrecen la ventaja de que no producen efectos secundarios. Aunque requieren práctica en su utilización y pueden tener impacto negativo en la pareja.

Quirúrgicas:

Tratamientos quirurgicos

Colocación de prótesis mediante una cirugía. Las prótesis inflables, se activan para conseguir erecciones a voluntad.

Generalmente son de silicón. La operación presenta ciertos riesgos, aunque es rápida y sencilla.

En conclusión, la disfunción, en la época actual no tiene que padecerse resignadamente pues existen muchas alternativas para su diagnóstico y tratamiento.

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *