Entradas recientes

Vitaminas para tratar la Disfunción Eréctil

El uso de vitaminas para tratar la disfunción eréctil y aumentar el rendimiento sexual del hombre es un recurso terapéutico utilizado en muchas culturas desde tiempos antiguos.

disfunción eréctilLa impotencia puede ser resultado de una nutrición deficiente, por eso las vitaminas para tratar la disfunción eréctil son consideradas como una alternativa sana y económica.

De hecho, las dietas basadas en ciertos comestibles que ofrecen combatir la impotencia aprovechan los aportes vitamínicos de esos alimentos.

Es conocido que las hierbas, frutas, carnes y semillas pueden añadir al organismo concentraciones vitamínicas que favorecen las funciones sexuales del hombre.

Asimismo, el uso de suplementos que concentran determinadas vitaminas, complementa otras alternativas ofrecidas contra la impotencia.

 

Lo más importante, es conocer cuáles son los beneficios que aportan las vitaminas dentro del ámbito de la sexualidad masculina.

Vitaminas para tratar la Disfunción Eréctil

Se debe señalar que el consumo regular de vitaminas puede prevenir la disfunción eréctil. Pues a través de diversos estudios se han comprobado los efectos de mantener niveles altos de vitaminas en el organismo, especialmente para el género masculino.

Tomando en cuenta los resultados de las investigaciones, no es correcto recurrir a las vitaminas para tratar la disfunción eréctil, sino considerarlas aliadas en el proceso de curación de la impotencia.

Aunque la ingesta de vitaminas por sí sola no resuelve las causas de la impotencia, representa una ayuda fundamental para curar esta condición.
Con base a lo descrito, sólo cabe responde a la interrogante subsecuente:

¿Cuál es el beneficio de las

Vitaminas para tratar la disfunción eréctil?

tratamiento de la disfuncion erectil
Para comprender la importancia de consumir vitaminas de forma regular, es necesario advertir la relación entre la deficiencia de vitaminas y la disfunción eréctil

Por lo tanto, a continuación se explica detalladamente la influencia de cada grupo vitamínico sobre el desempeño sexual del hombre.

Vitamina A

Estudios realizados en roedores, permitieron comprobar que la vitamina A reduce los niveles de colesterol. Además, retarda el envejecimiento celular. Este aporte, favorece las erecciones y ayuda a superar factores que propician la disfunción eréctil, tales como el cansancio y la falta de oxigenación celular.

La buena circulación sanguínea es imprescindible para la erección masculina. El colesterol acumulado en la sangre ralentiza la circulación y obstruye el oxígeno.

Para lograr erecciones firmes y dilatadas es necesario que los vasos sanguíneos estén libres del colesterol.
Existen pocos estudios sobre esta relación.

Sin embargo las investigaciones comprueban que la vitamina A optimiza la circulación y protege el corazón.
Un consumo diario de 5.000 unidades es suficiente para ayudar con los procesos vasodilatadores, el exceso es perjudicial.

Los alimentos que proporcionan este micronutriente son:
Hortalizas y verduras como camote, calabaza, col, zanahorias, espinacas, brócoli, albahaca, pimientos, guisantes, tomates.

Vitamina A
Frutos como el melón, albaricoque, mango, papaya, entre otras.
El hígado de res, la yema de huevo, la mantequilla y la leche sin pasteurizar también aportan altos contenidos de esta vitamina.

Complejo B

  • Vitamina B3 Niacina

Esta vitamina actúa como un vasodilatador. Es decir aumenta el flujo sanguíneo en el organismo.

La impotencia es un padecimiento que se origina en muchos casos por la imposibilidad de impulsar sangre al cuerpo cavernoso del pene. Por esto, la niacina se considera determinante para la prevención y tratamiento de la disfunción eréctil.

Una investigación demostró que la ingesta de 1.500 u de niacina mejoraba la función eréctil. Los participantes, eran pacientes con impotencia que presentaban además valores muy altos de colesterol.

Otro estudio complemento los resultados, aportando que la mezcla de niacina, L-carnitina y L-arginina eliminó la disfunción eréctil en 40% de los pacientes tratados por disfunción eréctil.

La dosis utilizada en el primer estudio se considera la más indicada. Normalmente es fácil de adquirir en forma de tabletas y cápsulas.

Vitamina B3 Niacina

En su forma natural, puede consumirse en estos alimentos:
Carnes rojas, especialmente hígado. En carnes blancas como pollo y pavo; pescados como el atún, salmón, sardinas; algunas hortalizas y legumbres como aguacate, champiñones, patatas dulces y espárragos
También las semillas de girasol, el cacahuate y el arroz integral son excelentes fuentes de niacina.

  • Vitaminas B6 y B12

La B6 reserva la salud de los vasos sanguíneos. También aumenta la producción de hemoglobina. Ambos beneficios actúan sobre el sistema nervioso, el estado anímico y la absorción de proteínas.
La B12, mejora la circulación de la sangre.

Previene la aparición de enfermedades coronarias.
Ambas vitaminas tiene la propiedad de regular la homocisteina. Este compuesto, es responsable de la coagulación sanguínea.

En otras palabras, la homocisteina hace la sangre más densa, por lo que la circulación se vuelve lenta. Esto afecta directamente la capacidad de irrigación del fluido vital al miembro masculino.

Este componente puede producir coágulos que obstruyen las arterias. Como el exceso del mismo produce inflamación en los capilares, es necesario el consumo de b6 y b12 para evitar la impotencia que se produce como resultado de falta de inyección de sangre en el pene.

Estas vitaminas pueden ser ingeridas de forma procesada, la B6 es recomendada en dosis de 1.3 mg diarios. La B12, entre 25 y 50 mg. Adultos mayores de 50 años, requieren de mayor cantidad.

Los principales alimentos que aportan este complejo vitamínico son:
Carne de res, pollo, cordero y pavo. La vitamina B6 se encuentra en las semillas como girasol, pistacho, sésamo y frijoles pintos. También en la melaza de caña y el aguacate.

Vitaminas B6 y B12
La vitamina B12 se encuentra además en las sardinas, salmón, queso feta, requesón y huevos.

Vitamina D3

Índice la producción normal de testosterona, por ello es primordial disponer de esta vitamina para el tratamiento de la disfunción eréctil.
Esta, es la hormona masculina más importante, se produce en los testículos y una de sus funciones es la producción espermática.

Otra importante acción de la testosterona es el incremento y mantenimiento del deseo sexual. Esta hormona andrógina disminuye a partir de los 40 años. Como resultado de su disminución el desempeño sexual del hombre resulta afectado.


En muchos casos, la deficiencia de la esta hormona es la responsable de la disfunción eréctil.
La vitamina D aumenta considerablemente la producción de testosterona en los hombres.

Un estudio realizado en 2011, demostró que la ingesta de suplemento de vitamina D3 ocasionó un aumento significativo en la producción de testosterona.

Beneficios de la vitamina D3

A esto se añade que estudios más recientes, revelan que la carencia de esta vitamina aumenta el riesgo de padecer impotencia. La D3, aumenta la producción de óxido nítrico, el cual dilata y expande el cuerpo cavernoso del pene.

Lo que produce un aumento de la entrada de sangre durante la excitación masculina. Adicionalmente, se afirma que la vitamina D3 favorece la rigidez del miembro, otorgando potencia y duración a la rigidez del miembro viril.

Gracias al incremento en la vitalidad que proporciona este nutriente, se considera una de las vitaminas para tratar la impotencia con los mejores y más rápidos beneficios.

Esta vitamina se adquiere de forma natural mediante la exposición solar. Por ello, su deficiencia es bastante rara. Basta con 800 UI al día para recibir sus beneficios. Algunas opciones alimenticias son los pescados azules, especialmente el aceite de hígado de bacalao.

Beneficios de la vitamina D3

También se encuentra en los huevos y la leche cruda. De cualquier manera, solo 30 minutos diarios de sol pueden suplir las necesidades orgánicas de D3.

Vitamina E

El principal aporte de esta vitamina para el tratamiento de la disfunción eréctil es que es un poderoso antioxidante. Es decir, retarda el envejecimiento natural.

Este nutriente, reduce la coagulación sanguínea, aporta energía y favorece el equilibrio del sistema nervioso.
Todos estos factores influyen en la aparición de la impotencia.

Cuando se consume vitamina E, se favorece la erección, porque brinda una mayor fortaleza y duración de la rigidez del pene durante las relaciones sexuales.

También, evita la oxidación del colesterol en las arterias. Favoreciendo la irrigación sanguínea hacia la pelvis, fortalece los capilares y nutre las células.

Además, proporciona un incremento de vigor en el hombre.

vitamina E para la disfunción eréctil
La dosis apropiada es de 15 mg al día. Existen suplementos y también se encuentra en los vegetales, algunos frutos y semillas; las semillas y frutos secos, el germen de trigo, las frutas como el mango, el kiwi tiene un alto contenido de vitamina E.

Vitamina K2  Nuevo descubrimiento

Esta fue recientemente descubierta, por lo que es poco conocida. Es una vitamina que evita la calcificación de las arterias y los tejidos blandos. Cuando el calcio se solidifica en las arterias, estas se endurecen afectando la movilidad de la sangre.

Este proceso es significativo, ya que las arterias llevan el flujo de sangre al pene.
Los alimentos acidificantes producen acumulación de calcio en las arterias y esto provoca endurecimiento de las paredes arteriales que reduce el riego sanguíneo. Este factor incrementa la disfunción eréctil.

Vitamina K2  Nuevo descubrimiento

Por esto, consumir K2 favorece la firmeza y la duración de las erecciones.

Actualmente pueden encontrarse suplementos de K2, sin embargo para obtenerla de forma natural se recomienda consumir los siguientes alimentos: la soya fermentada, los quesos, la carne de ganso, y el hígado de pollo.
Se aconseja el consumo de alrededor de 100 mg diariamente.

Precauciones al tomar vitaminas para la disfunción eréctil

vitaminas para la disfunción eréctil

El consumo exagerado de vitaminas en forma de suplementos puede afectar algunos aspectos de la salud corporal e incluso producir reacciones adversas cuando se combinan con algunos medicamentos.

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *