Entradas recientes

ZINC: Tratamiento para la disfunción eréctil

El uso del zinc como tratamiento para la disfunción eréctil se ha convertido en un tema de gran interés actualmente. Este valioso elemento, es absorbido a través de los alimentos que se consumen en la dieta diaria.

Sin embargo, cuando no está incluido en los rubros alimenticios, se produce una deficiencia de zinc en el organismo. Esta, trae como consecuencia algunas dolencias, como la fatiga, la falta de memoria y pocas defensas ante virus y resfriados.

disfunción eréctil

Principales beneficios del Zinc para los hombres

Es uno de los principales micronutrientes que más beneficios aporta la salud del cuerpo humano. Se considera una de las enzimas más necesarias para el desarrollo corporal.

Este elemento es particularmente necesario para los hombres, pues actúa sobre los procesos de crecimiento, desarrollo y función adecuada de los órganos genitales masculinos.

El zinc participa en la replicación celular y ayuda a eliminar células malignas.

Influye beneficiosamente en el desarrollo óseo, y también de los órganos reproductivos.

Adicionalmente este elemento inhibe la producción de los derivados de testosterona, los cuales aumentan el riesgo de cáncer de próstata.

El zinc y la Testosterona

La testosterona, es una hormona sexual masculina. Esta hormona, se conoce como andrógeno, está presente en ambos géneros.  Se produce en las gónadas del hombre y se describe como un esteroide anabólico.

Durante la adolescencia y el principio de la edad adulta, este andrógeno alcanza su mayor nivel. Como parte del ciclo natural del hombre, tiende a reducirse con el paso de los años.

El zinc, empleado como complemento alimenticio, puede favorecer la regulación de esta y otras hormonas.

El consumo de zinc aminora la actividad de los receptores de estrógeno. De esta forma, inhibe la enzima aromatasa.

Esto produce un incremento de la hormona tiroidea y de la testosterona libre. Al aumentar los niveles de Dihidrotestosterona, se reduce la globulina, que fija las hormonas sexuales.

En otras palabras, el consumo diario de zinc incrementa la producción de testosterona favoreciendo en muy buena escala la salud sexual del hombre.

¿Por qué es importante la testosterona?

Esta hormona influye sobre la creación de masa muscular, el fortalecimiento de la estructura ósea y el desarrollo de los rasgos sexuales.

Los rasgos acentuados del hombre, son producto de la testosterona. Un nivel bajo de esta hormona puede causar atrofia de las gónadas y disfunciones de los órganos reproductivos, entre otras anomalías.

La deficiencia de testosterona, causa niveles incompletos de energía, disminución de la líbido y episodios de disfunción eréctil.

 

Factores que influyen en la deficiencia del zinc

El zinc es absorbido a través del intestino delgado, y de esta forma se transporta hasta el hígado. Desde aquí, se distribuye a los tejidos.

Actúa favorablemente sobre los procesos metabólicos de las proteínas y glúcidos. Influye sobre los radicales libres, para proteger la elasticidad de la piel. Favorece el sistema inmunitario y la síntesis de insulina.

Algunos factores que provocan déficit de zinc en el organismo son la anemia, el consumo desmesurado de alcohol, disfunciones renales, infecciones recurrentes y el estrés.

Una dieta deficiente es el principal factor que incide sobre un bajo nivel de tan importante mineral en el cuerpo humano.

¿Qué sucede cuando disminuyen los niveles de zinc?

disfunción eréctil impotencia

Esta condición produce mayor vulnerabilidad ante las enfermedades, los virus y las infecciones respiratorias. La deficiencia de zinc, propicia la fatiga crónica, produce un bajo crecimiento y afecta el desarrollo.

El bajo rendimiento intelectual también se puede presentar como resultado de un bajo nivel de zinc.

La carencia de zinc en el organismo del hombre está relacionada con la disfunción eréctil y especialmente con la disminución del apetito sexual.

 

Fuentes más importantes de zinc

Los alimentos aportan pequeñas cantidades de minerales al organismo. En el caso del zinc, este puede ser absorbido principalmente de alimentos específicos como por ejemplo:

Frutos del mar, en este grupo se encuentran el pescado, las ostras, moluscos y mariscos.

Carnes rojas, blancas y vísceras, principalmente el hígado de la res y el pollo.

Frutos secos, como las nueces, avellanas, cacahuates y pasas.

Semillas, como las de girasol, sésamo y calabaza.

zinc

Cereales, como la avena, el arroz integral, el mijo, el centeno y el germen de trigo.

Granos, en este renglón están destacados como poseedores de altos contenidos de zinc, las lentejas y los garbanzos.

Verduras, entre ellas las de hoja. Especialmente lechuga, espinaca y la col; y entre otras verduras se destacan el pepino y el plátano.

Para mantener niveles equilibrados de zinc en el cuerpo, es importante incorporar estos alimentos a la dieta diaria.

 

 

El Zinc y la actividad sexual del hombre  

Como se ha visto, este elemento tiene gran relevancia en lo que respecta a la sexualidad masculina. Incrementa la potencia, energía, impulso y desempeño necesarios para la vida sexual.

Cuando se incluye en la dieta diaria, o se consume como un suplemento vitamínico, el zinc favorece la erección, pues aporta energía, nutrientes y optimiza la producción de hormonas que secundan el funcionamiento de los órganos masculinos.

Adicionalmente, favorece la fertilidad, pues incrementa la producción de esperma masculino y aumenta su movilidad. Como aporta resistencia a los espermatozoides, hace más probable la fecundación.

Por ser un micronutriente presente en todos los órganos y tejidos, actúa sobre una gran variedad de procesos sistémicos.

Otra ventaja de poseer altos niveles de zinc, es que protege del cáncer de próstata. Este órgano del aparato masculino, tiene la mayor concentración de zinc de todo el cuerpo humano.

Tan importante oligoelemento, ejerce gran influencia en la salud humana. Entre los procesos que favorece, están los sexuales y reproductivos.

En este marco de ideas, cabe destacar que recientes estudios han demostrado la relación entre la carencia de zinc y la disfunción eréctil.

El zinc y los genitales masculinos

zinc disfunción eréctil

Testículos de bajo desarrollo y bajo recuento de esperma, son dos condiciones encontradas entre los hombres con deficiencia de zinc.

Esto se debe,  a que el zinc favorece la producción de hormonas claves la vida sexual.  Estas hormonas, son principalmente la testosterona y la prolactina. Además,  hace posible la elaboración del principal componente del fluido prostático.

De numerosos estudios, se ha obtenido evidencia de efecto del zinc sobre la capacidad erógena de los caballeros. En una de estas exploraciones, se aplicó a ratas de laboratorio sulfato de zinc, en pequeñas dosis.

Luego de esta administración diaria del sulfato, los animales manifestaron aumento en la fuerza y duración de la erección. Es decir, que la aplicación de sulfato de zinc produjo mayor vigor durante el apareamiento y mayor duración previa a la eyaculación.

En el año 2016, se demostró que el uso de suplementos contentivos de zinc y ácido fólico mejoraba el control de los participantes sobre la eyaculación precoz.

Conjuntamente, los suplementos de zinc como un tratamiento efectivo para la disfunción eréctil se han comenzado a recomendar para los pacientes renales. El efecto es observado a largo plazo.

La disfunción eréctil, es un desorden en la capacidad del pene para erguirse o permanecer erecto durante el encuentro sexual.

En la mayoría de los casos la impotencia es producto de factores físicos y emocionales. Esta,  es padecida por más del 30% de los hombres adultos.

Dentro del orden de los factores físicos, se pueden mencionar ciertos desórdenes en el azúcar en sangre, el colesterol y la irrigación vascular.

Orgánicamente, los desequilibrios hormonales también pueden causar disfunción eréctil, eyaculación precoz y disminución del deseo sexual.

Hasta ahora, queda clara la influencia del zinc en el área de la sexualidad masculina, pero…

¿El zinc es un tratamiento para la disfunción eréctil?

Queda establecido que este mineral es imprescindible. Para responder esta pregunta, se citan las investigaciones realizadas.

La primera de ella, realizada con pacientes hipertensos, demostró que estos caballeros habían agotado sus niveles de zinc por la ingesta de agentes antihipertensivos.

Esto influyó en su capacidad eréctil. Al administrarles 500 mg de zinc durante un mes, 5 de 22 hombres superaron completamente la disfunción eréctil.

Otro grupo de estudio, cuyos integrantes padecían insuficiencia renal, se les sugirió tomar 250 mg de zinc durante un mes y medio.

Esto caballeros presentaban bajos niveles hormonales. Luego del periodo de tiempo establecido reportaron grandes mejoras en su función sexual.

Aunque pudo documentarse el aumento de la potencia y la erección, los científicos concluyeron que no hay bases suficientes para considerar que este nutriente es una cura para la disfunción eréctil.

Tal razonamiento se debe a que el efecto del zinc sobre los problemas de erección sólo se debe a que los mismos, habían sido causados por deficiencia del mineral.

Es decir, la disfunción eréctil producida por bajos niveles de zinc puede ser abordada restableciendo estos niveles. Pero cuando la disfunción es causada por otros factores, este mineral no deberá producir mejoras milagrosas, puesto que no influye directamente sobre otros aspectos involucrados.

Recomendaciones para considerar el uso del zinc como tratamiento para la disfunción eréctil

Tomando en cuenta que el zinc actúa sobre todos estos aspectos de manera favorable, es lógico considerar que el zinc debe formar parte de cualquier tratamiento para la disfunción eréctil.

En realidad, la deficiencia de zinc es poco usual, y generalmente se deben a mala nutrición. Sin embargo, se ha comprobado científicamente que aumentar el consumo de este oligoelemento puede mejorar el desempeño viril.

Una recomendación es mantener estos niveles en un estado óptimo mediante la alimentación balanceada que incluya alimentos ricos en zinc.

Se une la indicación anterior, evitar en lo posible, circunstancias que afecten la absorción de este micronutriente de forma natural.

Estas condiciones se asocian a ciertas enfermedades, como la enfermedad de Chron, celiaca, inflamaciones intestinales, úlceras estomacales, insuficiencia renal y hepática.

En los casos anteriores, la pérdida de zinc es involuntaria y persistente. Por lo tanto el consumo de suplementos vitamínicos que contengan zinc es necesario.

No obstante, otras situaciones como la ingesta de medicamentos puede regularse para que no afecte los niveles adecuados de este mineral.

Es de suma importancia señalar que el exceso de zinc también resulta perjudicial. Por lo cual, el uso de complementos de zinc para la disfunción eréctil debe ser supervisada por el especialista.

Lo más conveniente es realizar pruebas de testarrona para determinar si hay una real necesidad de elevar los niveles de zinc y descartar otros factores que provocan impotencia sexual.

En todo caso, la dosis no debe superar los 40 mg al día y deben tomarse dos horas después de ingerir alimentos.

Precauciones para el uso del zinc como tratamiento para la disfunción eréctil

El zinc puede interactuar de forma peligrosa con algunos medicamentos y complementos alimenticios. En casos de sobredosis se produce toxicidad, está generalmente produce náuseas, vómitos, dolores de cabeza, fiebre y en casos graves pérdida de la coordinación motora.

 

1 comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *