Entradas recientes

Como Seducir a una Mujer Mayor

Algunas mujeres acrecientan su belleza y atractivo en la madurez y muchos hombres se preguntan cómo seducir a una mujer mayor, tomando en cuenta que son poseedoras de gran experiencia y de una personalidad que las hace menos vulnerables a las tácticas tradicionales de seducción.

No obstante, esta situación solo requiere de afinar algunas técnicas de persuasión y combinarlas apropiadamente con algo de encanto, espontaneidad y seguridad en sí mismos.

 

¿Cómo enamorar a una mujer mayor?

Restar importancia a la diferencia de edades

El paso más importante para comenzar a seducir a una mujer madura, es eliminar de la mente de ella las diferencias. Esto se logra evitando a toda costa preguntar su edad, ya que esto hará que saque cuentas en su mente y coloque este detalle como referente hacia el caballero. En otras palabras, tendrá presente este impedimento desde el inicio.

No se trata de pretender ignorar que esta diferencia existe ni hacerle sentir que tiene menos edad. La mujer está consciente de sus años y no necesita que el caballero finja ignorarlos.

Cautivar a una mujer mayor

Enfocarse en las ventajas de abordar a una mujer mayor 

Su edad no debe representar una barrera, por el contrario, su experiencia será un aporte valioso en la relación. En realidad esta diferencia en las formas de apreciar la vida puede convertirse en una magnífico modo de complementarse.

Enfocarse en la diferencia de edad puede tener una variante positiva, siempre que este tema se aplique para recalcar las ventajas de ella en aspectos como el criterio, la experiencia de vida y la comprensión de temas trascendentales.

En este sentido, se debe hacer énfasis en el trato hacia la mujer madura, ella sabe su edad y ser tratada como una joven no la hace sentir halagada, por el contrario sentirá que el caballero no es capaz de asumirla en su totalidad.  Ni comprenderla sinceramente. A toda mujer le agrada ser tratada conforme a su edad.

Respetar su ritmo, gustos y formas de manejar la diversión son ingredientes muy importantes para seducir a una mujer mayor.

Iniciar el acercamiento con tacto e inteligencia

Cuando se inicia la aproximación a una mujer madura, es importante transmitir compostura y seguridad. Cualquier situación que pueda constituirse en una humillación o sea motivo de vergüenza para la dama debe evitarse.

Antes de abordarla, es necesario reflexionar mucho sobre los temas de conversación, los tópicos deben ser de actualidad pero sin caer en las últimas tendencias musicales o la moda juvenil, por ejemplo.

Los temas que se pueden abarcar con una mujer mayor son infinitos. Sin embargo, durante la primera plática, es mejor no invadir su privacidad mediante preguntas sobre los hijos, o situaciones que le recuerden el estrés cotidiano.

Generalmente, la mujer madura es analítica. Preguntas imprudentes sobre su economía o intimidad pueden generar recelo.

 

Utilizar la inteligencia emocional

Un factor que puede aportar a la estrategia de seducción, es la inteligencia emocional. Estar al lado de un hombre que manifiesta control emocional siempre será atractivo para una mujer. Especialmente si esto se combina con tacto y prudencia.

La forma como el hombre reaccione a hechos imprevistos o situaciones conflictivas puede ser un factor decisivo para que una mujer mayor se deje encantar.

Esto no se traduce en ser aburrido o insípido. La moderación es la meta. Un hombre que puede divertirse respetando sus propios límites aporta seguridad a la relación.

Evitar a toda costa excesos en la bebida, exposiciones a riesgo de forma innecesaria, crear o responder a rencillas callejeras o reaccionar exageradamente a comentarios y cualquier otra situación donde se ponga a prueba la inteligencia emocional.

Seducir a una mujer madura requiere honestidad 

Mentir para crear una impresión positiva solo abrirá una puerta a la decepción. Es posible seducir a una mujer mayor mostrándose natural y espontáneo. Es fundamental que la atracción se base en la comprensión y la compenetración entre ambas personas.

Fingir gustos o afinidades filosóficas solo resta puntos, pues gracias a su experiencia ella será capaz de descubrir falsas posturas con facilidad.

Igual sucede con las fortalezas y las debilidades. El paso del tiempo terminará dejando al descubierto la verdadera personalidad.

No debe olvidarse que el hombre en esta circunstancia cuenta con una gran ventaja, su frescura y juventud. Aprovechar estos elementos  es más beneficioso que aparentar una madurez o seriedad que no son reales.

seducir a una mujer madura

Sacar partido de las diferencias

Para sacar partido de la jovialidad, se pueden realizar muchas actividades divertidas y relajantes. No será necesaria una actitud formal o seria. Al contrario, una mujer mayor necesita diversión, espontaneidad y sobre todo reír a carcajadas.

Para seducir a una dama entrada en años, el hombre debe mostrar todas las ventajas que ofrece como pareja y hacer uso de cada fortaleza que posea.

Debe exhibir aquello que lo hace especial y apetecible.

Ser positivo, alegre y sorprender con detalles, funciona como un estimulante para la sensualidad.

 

Respetar su esencia y comprender sus circunstancias

En este punto se hace necesario comprender que las mujeres maduras, usualmente tiene diferentes compromisos, son madres y trabajan una gran parte del día.

Las responsabilidades del hogar y la familia probablemente son factores que limitan las actividades recreativas y la vida social. Esta mujer tiene una agenda copada, por lo tanto presionar con salidas entre semana o paseos largos no es oportuno.

Si lo deseado es seducirla, lo mejor es comprender que su tiempo es limitado.

mujer mayor

Para demostrar comprensión ante sus circunstancias, se pueden proponer salidas o citas breves pero intensas. Durante este periodo, cualquier detalle, sea romántico o divertido aportará intensidad. Un hombre capaz de deducir el estado de ánimo de su compañera puede ofrecer la salida ideal para compensar el día.

En otras palabras, luego de un día ajetreado, un pequeño paseo, un helado o una caminata por la playa serán ideales para reducir el estrés. De esta forma, la mujer asociará el recuerdo favorablemente.

Si la dama está triste, entonces una salida divertida, escuchar música o una sesión de anécdotas graciosas servirá para hacer de la cita un recuerdo especial. Motivar y demostrar interés por sus emociones crea una atmósfera de unión que la mujer madura sabe valorar adecuadamente.

Cautivar con interés y respeto

Cuando se ha logrado con éxito un primer acercamiento, y se pasa a la siguiente fase, no puede dejarse todo al azar ni confiar en las emociones nacientes. Con la mujer adulta, es necesario consolidar cada etapa.

Sus hábitos y opiniones están consolidados. Esto significa que sus posturas ante la vida datan de mayor tiempo. Para maravillar a una mujer de edad es mejor ceder un poco en ciertos aspectos. Adaptar algunas costumbres a ella, facilita la impresión de que se le entiende y valora profundamente.

Un detalle que cualquier dama madura sabe agradecer, es evitar críticas sobre su pasado. No juzgar sobre hechos en los cuales no ha sido testigo es un indicio de madurez y respeto que la mujer sabrá atesorar.  Además, fortificará la confianza.

Las insinuaciones de tipo sexual, durante las primeras citas no son siempre bienvenidas. Es cierto que algunas mujeres maduras tienen una postura muy despreocupada ante el sexo pero esto no es la regla. Ser delicado y prudente asegura una mejor comunicación durante las primeras citas.

 

Valorar la experiencia de una mujer mayor 

Una mujer adulta es poseedora de conocimientos sobre el mundo. Por lo tanto dispone de sabiduría práctica. Una muestra de admiración y respeto hacia ella, es solicitar su consejo, de este modo se valida su opinión.

Sentirse apreciada por su experiencia e inteligencia es importante para una mujer mayor. Los consejos deben pedirse en asuntos relevantes, un uso exagerado de este consejo inclinara la balanza en contra, pues asumirá que el hombre no es capaz de administrar su propia vida.

Por otro lado, escucharla es muy importante, las conversaciones deben ser francas e ir profundizando a medida que pasa el tiempo. Esto se dará de forma natural al bajar la resistencia inicial, si la hubiere.

Normalmente la mujer quiere ser escuchada solamente, abstenerse de brindar consejos es lo mejor.

Una mujer adulta no acepta de buen grado recomendaciones de hombres con menos edad y experiencia.

Este rasgo puede cambiar a medida que aumenta la confianza, pero al inicio no  insistir en dar lecciones es la mejor alternativa si se quiere cautivar a esta fémina.

Manifestar compromiso puede cautivar a una mujer madura

El esfuerzo por adaptarse a su vida, será valorado y reforzará los sentimientos nacientes. Sin embargo, esto no es renunciar a la vida propia o la personalidad. Debe existir un equilibrio entre la adaptación y la postura personal. Ceder en pequeños detalles es distinto a convertirse en una réplica de la compañera codiciada.

Las salidas pueden ser propuestas por ambas partes, sin embargo es negativo permitir o propiciar que sea la mujer quien constantemente organice las salidas.

Esto añade elementos que recalcan las diferencias. Una mujer madura se deja seducir de un hombre si éste aporta seguridad.

Lo menos que necesita es ver al pretendiente como un hijo o hermano menor al que debe resolverle la vida.

Por ello, tomar la iniciativa para planificar actividades juntos, es mejor estrategia y da espacio para demostrar que se hacen esfuerzos para complacerla.

 

Seducir a una mujer mayor requiere de detalles

Estos pueden ser tan simples como una flor o un poema. Si es posible un regalo costoso, es válido.  Resaltar los aspectos que se admiran de la dama, de cualquier forma posible es suficiente para crear un clima de seducción más intenso.

Frase dulces, románticas y hasta de contenido erótico pueden combinarse mediante llamadas, mensajes y notas escritas para hacer sentir única a esa fémina. Hay que hacerle sentir importante y admirada.

Proponer una relación a largo plazo, culminará con éxito la estrategia de seducción si durante su aplicación se han logrado positivamente todas las etapas.

Cabe destacar que la edad no rivaliza con la ternura ni el romanticismo latente en cualquier mujer.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *